Para artistas, diseñadores, coleccionistas, fashionistas, curiosos, pero especialmente para los amantes de los zapatos, el museo Virtual de Zapatos de La Haya será todo un descubrimiento.

El museo alberga una colección única que desafía no solo a nuestras retinas, sino también al resto de los sentidos, cuando contemplamos estos objetos de uso de la vida cotidiana que aquí se transforman en mucho más que eso.

En las palabras de Liza Snook, curadora del museo, “los zapatos pueden inspirarnos o impresionarnos. Tanto si se pueden llevar como si no, como objetos de arte o fetiches, creo que los zapatos son una declaración artística autónoma que va más allá de su uso diario.”

Religio communis_Amalia Arutyunyan

Religio communis_Amalia Arutyunyan

A través de la web del museo Virtual del Zapato podremos contemplar más de 800 modelos clasificados por colores, diseñadores, materiales, tipos y estilo. Muchos de los diseños son creaciones vanguardistas, producidos en pequeñas series, con técnicas y materiales experimentales (high tech). Otros, elaborados con materiales naturales como la cerámica, papel, cuero, lana o tela, o mezcla de varios, se inspiran en la arquitectura, arte, naturaleza y tendencias de moda. También hay cabida para algunos diseños más clásicos, pero siempre con un toque llamativo que estimula la imaginación.

X Chrmosome - Carolin Holzhuber

X Chrmosome – Carolin Holzhuber

Independientemente del estilo, material o fuente de inspiración, todos los diseños coinciden en subrayar la dimensión artística del zapato y las múltiples las posibilidades inherentes al mismo. El zapato se entiende como un objeto que va más allá del “puro consumo” y que se transforma en objeto de arte, reflexión, provocación o culto.

Basta con contemplar algunas de las obras expuestas para corroborarlo. Como por ejemplo, la dimensión arquitectónica de las plataformas de los zapatos de Carolin Holzhuber que nos confunden con perspectivas diferentes, según desde donde se contemplen. Las provocadoras botas vaqueras de Fantich & Young.

Dark Depths Iced Bootie - Chris van den Elzen

Dark Depths Iced Bootie – Chris van den Elzen

con la tradicional piel curtida, pero con las suelas compuestas de hileras de dientes humanos, integrando los conceptos de evolución social versus evolución natural. O las botas “psicodélicas” de placas de colores intercambiables de Bruno Tansens, inspiradas en los sistemas de color aditivo (luz emitida directamente de una fuente de iluminación de algún tipo) y plataformas impresas en 3D.

Detrás de la inspiración de todos estos modelos hay una cartera de diseñadores como Amalia Arutyunyan, WXY, Chris van den Elzen, Xiao Jing Fang, Mandy Roos, estudiantes y especialistas que destacan por su creatividad y actitud audaz, pero sobre todo por el dominio y conocimiento de diferentes industrias y técnicas creativas que van desde el diseño de modas a la ingeniería, arquitectura, bellas artes y otras. Se trata por tanto de obras que incorporan muchas horas de concepción, diseño y elaboración.

 

Wild West - Fantich & Young

Wild West – Fantich & Young

Por eso, más allá de la sensación de rechazo, bromas, reflexión sobre su usabilidad o sentido de la estética que algunos modelos puedan provocar, nadie puede negar que se trata de una concepción del diseño del zapato en “su forma más pura.”

RGB - Bruno TansensIce berg - WXY

En el museo se organizan también regularmente instalaciones, videos, fotografías y exposiciones de artistas y diseñadores relacionados con el mundo del zapato. Se incorporan continuamente nuevos modelos y algunas de las creaciones están a la venta o se subastan.

La visita a este museo tan particular puede provocar miles de reacciones distintas y contradictorias, pero a partir de ahora ¿quién se atreve a cuestionar que los zapatos solo sirven para caminar?

Más información: http://www.virtualshoemuseum.com/

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.