Aún recuerdo aquellas mañanas de sábado en Exerez. Una vez al mes, me concedía un pequeño homenaje.  Acudía a la que por aquel entonces era la peluquería más antigua de Madrid, Hermanos Benítez, en Serrano esquina Ortega y Gasset, una barbería de las de toda la vida, regentada por el señor Benítez, todo un caballero de esos de antes. Tras el consabido corte de pelo, cruzaba a Exerez, una pequeña zapatería en la misma calle Ortega y Gasset, donde acudía a limpiarme  los zapatos y de nuevo volvía a cruzar para tomar el aperitivo en Mallorca, en un local que tuvo abierto en esa calle por un tiempo.

Era, si me lo aceptan, un pequeño capricho, un placer efímero, pero que me satisfacía enormemente un sábado de cada mes. Hoy, que a los hombres no nos quedan reductos  ni espacios propios, tanto la peluquería como la zapatería eran dos  espacios casi privados a los que sólo acudíamos hombres, hablábamos de fútbol, disertábamos de política y arreglábamos el mundo. Ahora las barberías han renacido con ese espíritu, pero nos faltan esas zapaterías donde limpiaban los zapatos.

Sanchez-zapateros-cosido-artesanal

Exerez era ya en esa época una pieza de museo, un refugio de artesanos zapateros que sentados en un pequeño taburete, cosían zapatos a mano, reparaban suelas y lustraban zapatos hasta lograr que estos volvieran a lucir como si fueran nuevos.  Hace ya muchos años que desaparecieron tentados por el dinero más fácil de la especulación  inmobiliaria que ofrecía auténticas fortunas para una zona de tiendas Premium de lujo.

Parafraseando aquel dicho de que “un hombre se viste por los pies” se me antoja como un axioma absolutamente cierto capaz de resumir el punto sobre el que pivota el estilo de un hombre verdaderamente elegante.  La moda actual impone atuendos cada vez más  informales que se complementan y adquieren una línea y un tono más elegante cuando se combinan con un buen par de zapatos.

cosido-a-mano-Sanchez

En el armario todos guardamos esos zapatos  buenos de los que no nos deshacemos porque la calidad de su piel, del cosido de sus costuras y sus líneas clásicas nos siguen acompañando de cuando en cuando para mostrar nuestro estilo ´más clásico y formal. Esos zapatos que a pesar de ser de la máxima calidad, se nota, muy a nuestro pesar, que los años también pasan por ellos. Y hoy ya no existe Exerez.

Pero las nuevas tecnologías nos traen soluciones incluso más cómodas que las que disfrutábamos en aquel entonces. Arreglos artesanos a domicilio.  Los hermanos Sánchez, tercera generación de zapateros artesanos, dedicados a la reparación del mejor calzado, están detrás de la web www.reparacioncalzado.es . Pasan por casa a recoger los zapatos, los reparan en sus talleres de Madrid y los devuelven a su domicilio.

proceso04

Los hermanos Mariano y Raúl Sánchez también fabrican calzado de caballero de alta gama, “Two Brothers”, que personalizan mediante patinas artesanales. Además, hace unos años lanzaron la tienda on-line www.sanchezreparaciones.com. A través de esta web, además de poder comprar sus zapatos “Two Brothers”, se venden productos relacionados con el cuidado del calzado y la piel. En este sentido, están especializados en toda la gama de Saphir, Saphir Medalla de oro y Tarragó.

www.reparacioncalzado.es

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.