El río Duero vertebra uno de los ‘terroirs’ más singulares de cuantos dejan crecer sus viñas en el panorama actual de nuestro vino. La situación de la que gozan los vinos de Ribera destacando por encima del de otras regiones, no fue siempre así; fue evolucionando gracias a la creación de la denominación de origen en 1982 y al impulso que da Bodegas Protos -cediendo su nombre al consejo regulador-  y a la labor activa que Jesús Anadón, de la bodega española más renombrada, Vega Sicilia, aportó a la causa; ya que hasta entonces salvo honrosas excepciones apenas se elaboraban vinos claretes de escasa calidad.

La historia de la bodega Vega Sicilia, se remonta 151 años atrás, cuando en 1864, en Valbuena de Duero, Eloy Lecanda , introdujo y plantó casi 20.000 sarmientos de uva nueva cabernet sauvignon, merlot y malbec; para dotar de gran personalidad los nuevos vinos que comenzaban a elaborar.  Aunque fueron Garramiola y Anadón los que sientan las bases y pilares para que Único sea el vino mítico que se ha convertido en leyenda entre otras causas por los cupos que restringen su disponibilidad a unos 4.000 privilegiados que pasan su cuotas de padres a hijos.

El pasado reciente de la bodega se remonta a 1982 cuando La familia Álvarez, que por un repentino flechazo –nunca había entrado en sus planes adquirir la bodega-  se hacen con ella, comprándola a su antiguo propietario, el venezolano Neumann por unos 600 millones de pesetas de la época y; que disputas familiares aparte, han sabido acrecentar y ampliar la leyenda hasta una facturación actual de 33,4 millones de euros.

La colección de etiquetas de vinos tintos que atesora la bodega Tempo Vega Sicilia incluye vinos de calidad cuya máxima expresión es Único, un vino redondo, elegante, con personalidad, un vino con armonía absoluta, que solo se elabora en aquellos años en los que la uva es excelente. Sobresaliente también el Valbuena 5º año; Alión, un vino complejo e intenso;  Pintia, frutal, de color y estructura intensa y; Macán, la única etiqueta que elaboran en Rioja en asociación con Rothschild.

En el ánimo de sus propietarios está el dar un impulso a todas las bodegas del grupo para mejorar aún más la calidad de sus vinos. Para ello, han nombrando a Gonzalo Iturriaga como su nuevo director técnico, que según sus propias palabras: “manteniendo una línea continuista trataré de mejorar todos sus procesos, desde la elaboración al embotellado. En las nuevas instalaciones se mantendrán los pagos para conocer mejor cada parcela y poder interpretarlas de la forma más acertada. Observaremos todo lo que se hace, cataremos todo lo que se produce de calidad, aprenderemos de las novedades que valgan la pena y estaremos en todos los foros para poner todo ese conocimiento a disposición de nuestras bodegas y de nuestros clientes”.

Según Pablo Álvarez  “Vega Sicilia acaba de concluir, tras 10 años de trabajo, la renovación clonal  de sus viñedos, que aseguran la producción durante los próximos 40 años. Además  están modernizando las naves e infraestructuras para ofrecer el mejor vino posible”. Entre los objetivos del grupo están el seguir experimentando con vinos blancos hasta lograr un producto que esté a la altura de la calidad de Tempos Vega Sicilia; y continuar las obras de la nueva bodega Benjamín de Rothschild-Vega Sicilia, de donde sale su vino más joven, Macán; y donde pretenden contar ya con las 95 Ha de viñedos .

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.