Los hoteles que en sus orígenes fueron concebidos simplemente como establecimientos donde pernoctar, evolucionaron hasta convertirse  en espacios de ocio con gran encanto,  acogedores y con un punto de exclusividad. Hoy, sin haber perdido un ápice del glamur del pasado, se reivindican como espacios abiertos a la ciudad que los acoge y se muestran como punto de reunión, accesibles y sorprendentes para todos.

La tapa, nuestra principal seña de identidad gastronómica, sirve a una selección de hoteles de 4 y 5 estrellas, como pretexto para en un alarde de creatividad y ejecución culinaria abrir y mostrar sus salones, sus cocinas y sus espacios más exclusivos y encantadores a todo el mundo. ¿La excusa? La de  ofrecer una tapa y un cóctel o copa de cava o vino (hasta el domingo 25) por un precio popular que va desde los 4€ a los 8€.  La organización ha diseñado rutas que agrupan 3-4 hoteles para hacer el recorrido a pie.

Hotel NH Eurobuilding. Buñuelo

Los hoteles son sede de gastronomía clásica pero también de vanguardia. En muchos casos acogen a los mejores restaurantes de la ciudad. Se muestran como espacios exclusivos y privilegiados en Madrid, pero también y precisamente por ello son lugares singulares, abiertos a la ciudad, y a todo aquel que busca un alto en el camino donde tomar un buen café, un refugio donde descansar del ajetreo de la urbe, o un lugar donde trabajar y reunirse cómodamente. En definitiva, son espacios multi culturales, de acogida e intercambio, de relax y para disfrutar en espacios privilegiados pero mucho más asequibles de los que se pueda imaginar.  El circuito del Hotel Tapa Tour permite disfrutar de tapas exquisitas diseñadas, concebidas y ejecutadas por los chefs de hoteles de gran prestigio.

Así, disfrutar del privilegiado jardín, casi secreto, del Hotel Santo Mauro o sus inimitables salones y deleitarse con un bao de presa ibérica marinada en salsa de ostras, con mayonesa de mostaza y hierbas aromáticas, con un acentuado tono picante final que potencia los sabores de la tapa y se acompaña de una cóctel de cava por sólo 8€.

?

?

Refugiarse en la terraza que da a la calle del NH Eurobuilding, uno de los hoteles que más ha apostado por la gastronomía al alojar en su interior a dos de los mejores restaurantes de la ciudad, y probar una fabulosa tapa en su restaurante Domo: un buñuelo de garbanzos de vigilia y wakame que explota en la boca liberando el caldo que da matices y tonos sobresalientes a la tapa. Se acompaña con un negroni excelentemente versionado.

El Hotel Wellington, un hotel de toreros y tertulias, donde la preocupación por la buena gastronomía orgánica, le llevo a ser el primero en plantar un huerto en su terraza; ofrece una cazuela de berenjena y tomate confitado de su propia huerta gratinado con queso de Finca Pascualete. Otra de las mejores terrazas de Madrid, la de hotel la del Orfila, el único hotel Relaix Chateaux de la capital, ofrece la posibilidad de saborear un pulpo al parmentier de paprica acompañado de una copa de cava Codorniu, uno de los patrocinadores del evento junto a Campari.

Hotel Hesperia. Bocadillo calamares

En el Scoth Bar del hotel Hesperia, el que a juicio de los más entendidos acoge la mejor cocina de Madrid, Santceloni,  se ofrece lo que pudiera parecer un tradicional y castizo bocadillo de calamares, pero que se ha re inventado para envolver un calamar laminado en un pan crujiente de vieira que acompañan de un cóctel de cava.

Más información en la web del Hotel Tapa Tour. Disponible hasta el 25.09.2016

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.