‘Todo, todo, todo está en los libros’.

Así rezaba la letra de una canción que podríamos utilizar para presentar un magnífico descubrimiento: el drinkable book o libro potable.

Un equipo de científicos e investigadores de la Universidad Carnergie Mellon en Virginia y la ONG WATERisLIFE han desarrollado una tecnología en forma de libro para solucionar la falta de agua potable en el mundo. Un gran logro, si tenemos en cuenta que cerca de 3,4 millones de personas mueren cada año de enfermedades relacionadas con el agua contaminada.

Drinkable Book

Drinkable Book

Con aspecto de un libro de apenas 2 mm de grosor, el drinkable book funciona como un filtro de agua, similar a un filtro de café, y un manual de instrucciones sobre sanidad e higiene. Pero ¿qué esconde en su interior para ser tan especial?

Cada una de las 20 páginas del libro se ha elaborado con un papel recubierto de nanopartículas de plata. Los iones de estas partículas tienen un efecto letal sobre los microbios causantes de enfermedades infecciosas como el tifus o el cólera, pero son totalmente inofensivas en los seres humanos.

Teri Kitchen

Teri Kitchen

“Con el uso del filtro y después de unos minutos, las bacterias se reducen hasta un 99, 9 por ciento y la calidad del agua se puede comparar a la del agua corriente del grifo de nuestras casas”, explica Teresa Dankovich, la química inventora, quien testó el filtro con éxito por primera vez el año pasado en Sudáfrica. Y al que han seguido nuevas pruebas en Haití, Ghana y Kenia a lo largo de este año, donde el filtro mató a casi todas bacterias, incluso en las muestras de aguas residuales.

Cada libro, empaquetado individualmente, viene con un filtro personalizado que puede filtrar hasta 100 litros de agua y que se puede utilizar durante 1 mes. En total, con solo un libro se podrá proporcionar agua potable a una persona durante 4 años.

DB_text

El drinkable book, pensado fundamentalmente para los países en desarrollo, es muy simple de usar. Basta con arrancar una de las páginas de papel perforadas del libro, deslizarla bajo la ranura del filtro y a continuación verter sobre ella el agua de un río, arroyo, pozo, etc., para que el agua filtrada resultante se pueda beber sin ningún problema.

Además de filtrar el agua contaminada, una serie de consejos y pautas de higiene —cómo lavarse las manos antes de ingerir alimentos o mantener la basura lejos de las fuentes de agua— aparecen impresos en una bonita tipografía con una tinta especial libre de toxicidad en todas las páginas. A la información en inglés, le acompañará también la traducción en el idioma local del país de distribución.

Filtro Drinkable Book

Filtro Drinkable Book

Aparte de la dimensión educativa y lo revolucionario de la tecnología, lo más sorprendente del invento es el coste de producción: menos de 20 céntimos por cada libro.

Después de producir las 50 primeras copias en 2014, gracias a la propia Danovich y su equipo, el reto ahora es conseguir financiación para la optimización y producción a gran escala del libro para ponerlo al alcance de la mayoría de la población.

05_Drinkable_Book_Angle_Tear

¡Ojalá se filtren más ideas similares! Y nuestra felicitación al equipo por asociar los libros y la lectura a una causa tan solidaria e importante.

Más info: http://pagedrinkingpaper.com/contact/ o www.facebook/pagedirnkingpaper

 

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.