Ibiza es la isla de colores. Más allá, de su fama de isla diseñada para la diversión nocturna, Ibiza es mucho más, es la isla de la belleza, del descanso, del estilo y de los colores de una gran variedad e intensidad, en sus fachadas, en las copas de sus árboles, de sus aguas y sobre todo de sus gentes..

Es la isla de fachadas blancas, inmaculadas y cegadoras, de un verde continuo con el que las copas de sus pinos cubren todo el territorio, más allá incluso de lo que encontramos en el norte de España. Es la isla del azul esmeralda y cristalino del agua que baña sus calas. Más allá de la vieja y bellísima ciudadela fortificada, enfrente de la cual en ocasiones se refugia el lujo a veces excesivo de un turismo elitista de unos pocos y de las calas tranquilas que delimitan las zonas de sol y descanso; Ibiza es un destino de belleza, relax y disfrute sereno y tranquilo; bestial.

10h Desayunar en Can Jordi, Blues Station. Recién aterrizado en Ibiza, nada más salir del aeropuerto a un lado de la carretera se encuentra un lugar de los que ya casi no existen, en los que aún paran desde el payés del lugar al que hace años decidió pasar el resto de su vida en este paraíso.  Tostadas con aceite y embutidos locales que puedes adquirir en la pequeña tienda de conveniencia. Si prolongas la estancia, tocan bandas de jazz y blues en directo, en plena carretera.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

11h No puedes dejar de sumergirte en las aguas transparentes de Cala Conte una de las calas más bonitas de Ibiza. Flota ingrávido en sus aguas cristalinas y relájate durante un rato.

12h Tras un baño refrescante, sube al chiringuito que hay sobre la playa. Sunset Ashram, es más que un chiringuito al uso, es una atalaya con unas vistas sobre la cala impresionantes. Es un bar desde el que disfrutar de un mojito, mientras dejas reposar la vista en el horizonte. Es una tienda donde comprar vestidos y abalorios de estilo ibicenco. Es un promontorio donde suena buena música sobre el mar.

IMG_0785

13.30h La gastronomía en la isla se adorna casi siempre, de unas vistas incomparables, y en Es Cubells, además de contemplar el mar desde un acantiladode belleza inolvidable, Pep y su hermano en la cocina, tratan el producto local con el mimo que requieren las mejores piezas de pescado del lugar. Un lugar auténtico en el que poder disfrutar del mejor producto de la isla.

IMG_0783

16h A esta hora y con el sol en plenitud, no hay mejor refugio que el que ofrece un lugar casi secreto en mitad de la isla, el hotel Aztaró. Un oasis de vegetación y tranquilidad. Una granja orgánica en la que poder descansar mientras tomas un Gin tonic en sus hamacas relajantes.

Ibiza Atzaro

18H Un paseo por la ciudadela. Un conjunto arquitectónico de una belleza aplastante. De casas de fachadas blancas inmaculadas, de callejuelas repletas de terrazas, bares y restaurantes. Te guste o no ir de tiendas, creo que no puedes dejar de pasear y entrar en algunas de sus tiendas más atractivas. Camisetas, velas, productos artesanales y telas de colores impactantes.

20.30h Cena en Calma, un restaurante ubicado en el puerto, justo enfrente de la ciudadela, donde antes de cenar puedes pedir una botella de buen vino blanco y disfrutar de las vistas de la puesta de sol y el efecto de la luz del ocaso sobre la silueta de la ciudad. Una de las vistas más bonitas que podría retener tu retina.

Sobre El Autor

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.