Más allá de lo que es y representa la gastronomía, el chocolate es más que un alimento, es un deseo, un impulso, una tentación, un vicio, con propiedades afrodisiacas para algunos e irresistible para todos. Si hasta hace una década no era más que un producto básico, hoy en día y gracias al impulso de unos pocos chefs, los bombones de chocolate son auténticas joyas y estos algunos de los orfebres más destacados del mundo.

The chocolate line 2

The Chocolate line, Brujas

Brujas se ha convertido en un lugar de peregrinación para aquellos que hacen del chocolate pasión. Sus más de 40 chocolaterías inundan de aromas de cacao la ciudad. Dominique Persooneha sido para el chocolate lo que Ferrán Adriá para la cocina de vanguardia. Dominique, ha transformado la bombonería tradicional en un producto de culto. Su arriesgada apuesta por combinar sabores que hace tan solo unos años podía causar estupor, no anticipaban lo sutiles y refinados que resultan la suma de ingredientes en principio tan contrapuestos como el chocolate con aceitunas negras, guacamole o wasabi. El conjunto es único, suave y delicado, apenas perceptible, pero con un toque final donde los sentidos encuentran el regusto inconfundible de esos ingredientes que pretenden provocar y logran admiración.

young 3

Que Bo, México

Méjico es la cuna, el origen del chocolate. Antiguamente este era una bebida reservada a la élite de la sociedad azteca y el cacao, un fruto preciado que servía como moneda de cambio. El chef, José Ramón Castillo, ha sido el principal impulsor de la evolución del chocolate en este país. Bombones de sabores tradicionales a partir de ingredientes orgánicos que implosionan con un colorido brillante que refleja sus ingredientes tropicales fetiche: la naranja, el mango, el chile y la guayaba. Su chocolatería en el centro de la inmensa megalópolis esconde un patio de estilo colonial donde disfrutar del mejor chocolate de la ciudad.

young 2

Paul A. Young, Londres

Paul A. Young es uno de los chocolateros más reconocidos y galardonados del mundo. Desde su pequeña tienda en Camden Passage, deja escapar un embriagante y tentador aroma a chocolate desde su obrador.

Hace casi dos décadas Young se propuso impulsar y evolucionar el concepto clásico del chocolate, superando las elaboraciones de antaño, más básicas y cargadas de azúcar, para crear un producto más sofisticado, como sus excelentes brownies de pacana de caramelo de mar de chocolate oscuro, al más puro estilo inglés.

Actualmente sus tres tiendas en ondres se encuentran en Camden Passage, en Royal Exchange y en el Soho.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.