Quispe es una de las aperturas que encabezaron la lista de novedades gastronómicas del año en la capital. Desde Formentera, donde se estrenó y triunfó el pasado verano, se ha asentado en el barrio de Justicia con una propuesta sencilla, diferente y muy sabrosa que en muy poco tiempo le ha posicionado como uno de los locales imprescindibles de Madrid.

Cuenta con un único salón en una primera planta que está con varios ambientes envueltos en una atmósfera relajada, distendida y casual. La carta es sencilla e incluye una buena selección de platos fríos, calientes, tapas de autor y cócteles abanderados por el Pisco sour, el cóctel estrella de Perú a base de destilado de uva y limón que es el mejor acompañamiento de esta cocina. Hay creaciones propias como el Pisco de Guanábana; el Bloody Mautas (versión particular del Bloody Mary), o la Chicha Morada, una sangría con pisco, vino tinto y la tradicional chicha morada. Para los amantes del Gin Tonic, Quispe ofrece los Pisco Tonics, donde el Pink Tonic (versión con Pisco del gin-tonic con frutos rojos) y el Mystonic (otra versión más cítrica) ya están dando que hablar.

QUISPE1071

Al frente de la cocina está el chef Alex Vargas, con una propuesta tan viajera como su trayectoria profesional, basada en un recorrido por los sabores peruanos, en formatos perfectos para compartir.

Buen producto para elaborar la cocina fría de cebiches y tiraditos marinados con producto fresco peruano, llegado semanalmente. Incluye también una propuesta de cocina nikkei elaborada por un sushiman Nisei (hijo de japonés nacido en Perú), con sugerentes makis y niguiris. En cuanto a los platos calientes, todos son de autor, salvo el lomo saltado que es el único plato tradicional de Perú. También encontramos una variada propuesta a base de proteínas, como el pulpo en quinotto con tinta de calamar o el pollo Quispe marinado 24 horas con especias. No puedes perderte las deliciosas berenjenas BBQ.

QUISPE1384 copia

Entre los dulces, en línea con la carta original y diferente, destacamos la lúcuma, una fruta peruana importada fresca cada semana, con la que elaboran al momento el rico coulant de lúcuma, a base de chocolate al 70%, una delicia. Acompañan a esta maravilla el famoso Tres Leches y la Tarta de Limón de Peruano.

En el comedor hay espacio para diferentes elementos que rinden homenaje a la cultura peruana, así encontramos artesanías, la fotografía, la música y el arte en general, fruto de la colaboración periódica con artistas emergentes.

Horarios

Lu. cerrado; ma. 20h – 00h; mi. a sá: 14h – 16:30 // 20h – 00h; do: 14h – 16:30

 

Quispe. Calle Orellana, 1. Madrid. Tel.: 91 137 57 8

 

 

 

 

 

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.