Si la ilusión y las ganas de hacerlo bien son ingredientes Imprescindibles y necesarios para abrir cualquier negocio (aquí se pusieron a puñados), estarán de acuerdo que no son los únicos ni suficientes para afrontar un reto así. Además, es necesario añadir otras cuestiones vitales y difíciles de definir, como saber crear una atmósfera atractiva , una puesta en escena brillante, y por supuesto formular con acierto una propuesta de cocina original y de calidad.

Así es SQD Meat Point, el proyecto creado por Julen y Carolina; el sueño de una pareja que desde que se conocieron, alimentaron su deseo de crear un proyecto de vida en común que se articulara alrededor de un proyecto de restauración propio. Carolina es la profesional, la que ha mamado la hostelería desde la experiencia del negocio familiar, la que se ha formado para saber llevar una cocina y sobre todo, gestionar un negocio de restauración. Julen Esqudé, ex futbolista profesional es la otra mitad del proyecto. Durante sus últimos años en el equipo del Beksitas turco, descubrieron deslumbrados un restaurante especializado en carne: Nusr-et Steak House, un lugar único que cuidaba y trataba cada pieza y cada corte de carne de un modo tan especial que no se parecía a ningún otro.

SQD

Decididos a trabajar desde la excelencia, recurrieron a uno de los más destacados carniceros del mundo: Yves Bourdonnec, quien desde entonces les asesora sobre las mejores razas de vacuno, ayuda a verificar las maduraciones y realizar los mejores cortes; todo ello punto de inicio básico para extraer todo el potencial de la carne.

Todo el producto es de marca, es decir, cada pieza se adquiere de pequeños productores artesanos. Si el pan lo compran a la panadería Crustó, el foie, el magret y el confit de pato, iconos de la gastronomía francesa, los adquieren de pequeños proveedores en Pau, la ciudad natal de Julen; el aceite a la almazara del Marqués de Griñón, y así un largo etcétera de productos con nombres y apellidos.

SQD

Pero si a SQD se viene a tomar carne, hay dos o tres primeros platos que se han hecho seña de identidad del restaurante: la sopa de cebolla, dicen que la mejor de Madrid y que quien la prueba no la olvida. Las crudites con humus, un plato que podríamos calificar de original por lo poco que aparece en las cartas de nuestros restaurantes y que se ha postulado como de obligada inclusión en la comanda de todos aquellos que gustan de comer y mantener una vida saludable.

El steak tartare cortado a cuchillo y con el punto justo de intensidad, o la hamburguesa de Ange; son dos de los mejores platos principales. Para los más carnívoros recomendamos el entrecot de vaca Rubia Gallega o de buey de Lyo; y el T-Bone, ese corte tan americano que aquí extraen de la raza Sal Angus-Hereford y de la Monrbellarde francesa. Carolina es además, una experta repostera y ciertamente hace una de las mejores islas flotantes de Madrid. A su oferta de medio día y noche, añaden unos fabulosos desayunos y un muy buen café

SQD Meat Point

Un gran local cuya carta de presentación nada más entrar es una gran cocina vista en la que siempre están trabajando unos cortes de carne impresionantes, un local donde la luz se hace omnipresente gracias a unos enormes ventanales, una amplísima sala, el hecho de que toda la cubertería la fueran comprando durante largo tiempo en mercadillos franceses e ingleses; son solo algunos de los detalles que hablan por sí solos, de la ilusión y las ganas con que Carolina y Julen abrieron este templo de la carne hace ya un año, pero como decíamos arriba además han logrado demostrar ser unos grandes profesionales, sin este último ingrediente no hubiéramos podido disfrutar de su primer aniversario.

SQD Meat Point, Calle Villanueva 2, Madrid

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.