Palma de Mallorca es una isla eminentemente turística a la que acuden visitantes de la península y de toda Europa para disfrutar del sol y de sus playas. Existe un punto en donde convergen locales, nacionales y extranjeros. En el centro de la isla, equidistante de cualquier playa y centro turístico, en Lloseta, hay un restaurante que mantiene desde hace años uno de los libros de reservas más completos de todos los restaurantes en España. Santi Taura lleva quince años ofreciendo un menú degustación cerrado y llenando así la sala con meses de anticipación.

Santi va a contra corriente y cierra en el mes de agosto, cuando mayor afluencia de turistas concurren a la isla mallorquina. Él también se apunta y coge vacaciones. Los otros once meses del año y, especialmente durante los fines de semana, cuelga el cartel de no hay billetes. Su propuesta es un único menú degustación compuesto de tres entrantes, pescado, carne y postre; al imbatible precio de 42€. Una amplia cocina ejerce como eje vertebrador de la propuesta de Santi. Cocina y sala son un todo. El centro de la que irradia todo el encanto del lugar lo ocupa una gran cocina abierta que se integra y encaja en el conjunto de la sala, cómoda y amplia.

Rte. Santi Taura

Rte. Santi Taura

Santi es un cocinero con mucho oficio al que la creatividad y una convicción interna que le obsesiona en dos sentidos aparentemente contradictorios: Creatividad conceptual controlada y perfección en la ejecución; convierten su propuesta en una de las más interesantes de la isla; y si atendemos a la relación calidad precio, probablemente saque varios cuerpos de ventaja, al siguiente. A pesar del éxito obtenido en su restaurante su inquietud natural, le llevo a abrir Dins, en un anexo, para mostrar aquella cocina y producto que por razones evidentes de precio y de exclusividad o de la complejidad de su elaboración no puede ofrecer en su cocina original.

Rte. Santi Taura

Rte. Santi Taura

En una y en otra cocina Santi ofrece una propuesta de valor superior dando de sí, todo lo que es capaz, para, con precios contenidos, ofrecer el mejor producto de mercado. Además él y su familia poseen su propia cosecha de aceite de oliva de Fornalutx, así como su propia bodega, de la que cuida su hermano. Si en Santi Taura, la cocina es más contenida, en DINS se muestra en plenitud. En Santi Taura las mesas están individualizadas, en DINS, es una mesa corrida para 16. Si en Santi Taura el menú se compone de 3 entrantes y dos principales, en DINS, se va a entre 13 y 16. Si en el primero el precio es de 42€, en DINS es de 80€. Pero ambas propuestas son parte de un mismo todo.

Rte Santi Taura

Rte Santi Taura

Aunque el menú cambia semanalmente, casi siempre suele incluir una vieja receta que Santi encontró en un libro del siglo XVIII, unos caracoles ecológicos, que rellena y cuece y que son únicos. Cada uno de los platos e ingredientes tienen un origen determinado y Santi lo canta. La sobrasada es de Porreres, el arroz de Sa Pobla, ofrece una tabla de más de cuarenta quesos, la mayoría locales. Hasta el pan de trigo de Xeixa es extraordinario.

Joan Carles I 48, Lloseta, Mallorca

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.