Hablar de Royal Enfield es hacerlo de la historia pasada y presente del motociclismo. Es una de las grandes marcas británicas de siempre. Es cierto que no ha sido una super ventas, ni es la marca inglesa con más prestigio, pero es indudable que su fórmula es absolutamente atractiva: Diseño clásico, mecánica sencilla, prestaciones suficientes y un precio rompedor, bastan para cautivar a un público que busca en sus renovados diseños una moto clásica.

La Royal Enfield nació en el Siglo XIX en Reino Unido, com fabricante de bicicletas, pero no fue hasta 1903 cuando empezó a fabricar sus primeras motocicletas. Tras superar una serie de dificultades económicas, fue el ejercito inglés y ruso, durante la Primera Guerra Mundial, quienes con sus pedidos sanearon la empresa; y el ejercito británico de nuevo quien la utilizó en sus batallas en África contra las tropas del general alemán Rommel. Su facilidad para ser aerotransportadas y lanzadas en paracaídas le dieron una fama de versatilidad que otras no tenían.

image

Actualmente la marca, fabricada en la India desde mediados del siglo pasado, ha actualizado aquellos parámetros de emisión de gases y seguridad, montando frenos ABS traseros y lo que más resalta a la vista, renovado sus diseños. A un modelo como la Classic 500, que es de por sí, un clásico, le han dado un aire retro militar con los colores tormenta del desierto,, azul escuadrón y verde militar, además del más elegante cromado.

La Royal Enfield es una moto para conducir según el espíritu que infunden sus modelos, conducción tranquila y relajada, de velocidades de crucero en torno a los 100km/h y una punta máxima de velocidad que llega a los 120km/h. Es una moto agradecida en revoluciones más bajas, ya que si la llevamos arriba se hacen notar las vibraciones de su motor. Una moto relativamente baja y muy cómoda para manejar en parado y suficientemente tranquila para viajar relajado.

image

Un tipo de moto hecha para moteros que buscan el espíritu que transmite la marca. Conducir una moto clásica, adaptada a los mínimos requisitos de seguridad actuales. De instrumentación muy sencilla su inspiración militar y austera es tal y como se muestra. Complementos como estribos y alforjas para afrontar viajes a ritmos tranquilos es una moto de diseño muy atractivo.

Su motor de 500 y culata de dos válvulas y 24 CV de potencia, definen su personalidad. Para su correcto mantenimiento necesita dos tipos de aceite uno para el sistema termodinámico y otro para el cambio y embrague

Royal Enfield 500 Classic 4.850€

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.