En España no existe la misma profunda cultura heladera de la que presumen en otras latitudes. No solo en Italia, sino en otros países de su entorno e influencia culinaria, en donde el helado se consume como postre en cualquier época del año y como bocado frugal en todo tiempo y ocasión. Basta ver la gran cantidad de heladerías abiertas en las que se consume helado a diario independientemente del tiempo. En España, el helado, se ha circunscrito al periodo estival y poco más. Sin embargo y pese a ello existen un puñado de heroicos heladeros como el riojano Fernando Sáenz, que desde su tienda en Logroño, dellaSera,  ha elevado el helado a categoría gastronómica, con una propuesta creativa, un punto atrevida, y comprometida y siempre honesta con los productos naturales de calidad y cercanía.

Bombón artesano chocolate blanco Revuelta

En esta misma línea argumental existen un puñado de heladerías con una larguísima tradición local, como pueden ser Regma en Santander o Revuelta en Llanes (Asturias) que durante más de ochenta años la primera, y a punto de cumplir el siglo, la segunda; han sido el punto de referencia de propios y veraneantes que durante generaciones han acudido a sus puntos de venta ubicados primero en el Paseo Pereda, en la ciudad de Santander y, por toda la provincia después, en el caso de Regma; llegando a vender más de un millón de helados en sus 25 tiendas. Revuelta, afincada en Llanes, es probablemente la heladería más antigua de España. Los veraneantes aún recuerdan sus tradicionales carritos heladeros empujados a mano que forman parte de las postales de verano de la localidad.

Revuelta. Sorbete

Helados hechos a partir de productos cien por cien naturales y elaborados de forma artesanal prácticamente como lo hacían sus fundadores hace noventa y seis años, siguiendo la receta magistral que el abuelo Revuelta creó. Hoy, como antiguamente, siguen recibiendo cada día leche fresca recién ordeñada, yogur y nata y solo se deja margen para la incorporación de nuevos ingredientes y frutas naturales como el mango, los pistachos de Italia y la piña.  Entre sus helados estrella, los más solicitados son el de mantecado, el del chocolate y el de turrón, además  de otros sabores tradicionales como el de nata, fresa o leche merengada. Su catálogo se completa con polos de limón y naranja que se elaboran solo a partir de zumos de frutas naturales.

www.heladosrevuelta.es

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.