El Caribe es uno de los destinos soñados por todo tipo de viajeros; pero probablemente Jamaica, una de las islas de las Antillas Mayores, es la gran desconocida. El hecho de que no entré en los planes de viaje de la mayoría, la ha preservado y reservado de un turismo masivo que prostituye la belleza de los destinos; donde el ritmo, el Reggae y la velocidad son señas de identidad de una isla cargada con una gran densidad de población.

Jamaica, fue Santiago mientras perteneció a la corona española, casi dos siglos hasta que nos fue arrebatada por los piratas británicos que infectaban las aguas templadas y transparentes del bello Caribe.

Traemos hasta aquí lugares prácticamente desconocidos, que se mantienen alejados de los circuitos más convencionales. La cara más insólita de la isla, la más natural y puede que salvaje de una isla que confronta a lo largo de toda su costa el verde de sus tierras y el azul de sus aguas. Tierras que permiten conocer a los indígenas jamaicanos, su forma de vida y de concebir su particular modo de vida.

2.-Dive-into-the-cool-waters-of-YS-Falls-South-Coast-Jamaica-copy

Cockpit, 

Es probablemente la región más inhóspita y alejada de la isla. Una zona abrupta de montañas, de las que cuelgan hilos de agua que se cuelan entre la piedra caliza dando lugar a hermosos saltos de agua, cuevas, ríos y arroyos que entran y salen del interior de la tierra.

A Cockpit llegaban los esclavos que se fugaban en busca de un territorio abrupto y alejado donde formaron pueblos que aún hoy permanecen casi intactos como Accompong.

Uno de los recorridos más interesantes, y más desconocidos es la que lleva desde la pintoresca ciudad de Clarks a Albert Town. Una carretera casi desierta que recorre la parte más occidental de los Cockpits y atraviesa un bello paraje natural, así como pequeñas comunidades.

Sc_at_Treasure Beach1 (1)

La Costa Sur, la gran desconocida

La riqueza natural y la belleza de sus paisajes de la zona, la convierte en un paraíso escondido para la mayoría.  Para visitar la zona, recomendamos comenzar en la ciudad de Savanna-La-Mar; una ciudad portuaria que conserva una gran fortaleza del siglo XVIII que sirvió a los españoles para defenderse de los piratas británicos. Hoy como hace siglos la fortaleza sigue estando rodeada de plantaciones de azúcar.

Desde allí, a la ciudad de Río Negro, hoy un bullicioso puerto, fue la primera ciudad del país en recibir electricidad y ver rodar por sus calles los primeros automóviles, y en tener teléfonos. Sus habitantes, en su mayoría ricos comerciantes dejaron huella de su posición en las villas históricas de estilo georgiano, que adornan sus calles principales.

Desde aquí nos dirigimos hacia paisajes más naturales, a través de Río Negro, el río más largo y navegable de la isla, donde residen aves exóticas y los temidos y terribles cocodrilos.

Acantilados de más de 500 metros de altura y las cascadas más altas del país, entre ellas las famosas YS Falls, una caída de hasta 7 cascadas de 8 niveles y piscinas naturales de una belleza impresionante, todo ello rodeado del más hermoso de los bosques tropicales.

1.-Relaxing-on-a-boat-at-Treasure-Beach-Jamaica-copy

Treasure Beach es uno de los lugares que comienzan a atraer a más gente. En la costa sur, con casi diez kilómetros playas de arenas de color coral y a veces negras, calas privadas y costas rocosas.  Obligatorio visitar al menos una de las cuatro bahías:  Treasure Beach: Billy, Calabash, Great y Frenchman. Al este de Treasure Beach, el Salto de los enamorados es un acantilado espectacular de casi 500 metros que divisa todo el mar. La cultura popular jamaicana dice que Para finalizar, una visita a Appleton State, con una degustación de su exquisito ron.

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.