Aprovechando que estos días se celebra la 75ª edición de la Feria del Libro de Madrid, la verdadera fiesta de los libros, de sus escritores y de quien los lee; hacemos un viaje por las librerías más singulares del mundo.

El amor por los viajes, otras culturas, sus gentes, costumbres diferentes y paisajes lejanos; nacen al asomamos a libros que nos enseñan mundos desconocidos, que soñamos y anhelamos ver algún día. Twain, Kapuscinski, Lewis, Thesiger, Kerouac, incluso el gran Verne, también los españoles Reverte, Dragó, Moix, Leguineche, Moro y tantos otros, nos aguardan en la tradicional Feria del Libro de Madrid. Un privilegio que solo disfrutamos una semana al año; pero siempre podremos visitar alguna de las librerías más fascinantes del mundo.

El Ateneo Buenos Aires

El Ateneo, en Buenos Aires

Mansiones coloniales y calles empedradas, en San Telmo; de llamativos colores, Caminito de Boca; los cafés de Boedo, y el renovado Puerto Madero, pero tal vez, el escenario más original que cabría imaginar para albergar los más de 120.000 títulos de la librería El Ateneo, es el antiguo teatro Grand Splendid. Construido en 1920 en el barrio de Recoleta, es una magnifica puesta en escena que intimida al lector que entra por primera vez bajo su magnífica cúpula y el mismo ornamento rojo y dorado que contempló tantos estrenos. El característico telón de terciopelo rojo, abre ahora el escenario a una deliciosa estancia donde tomar un café y releer a Cortázar o a Borges. Los palcos se mantienen como recogidas salas de lectura.

Selexyz Mastricht

Selexyz, en Mastricht

Acogedora ciudad de viejas callejuelas adoquinadas animadas por miles de estudiantes, de pequeños jardines interiores que se dejan entrever  por puertas semi abiertas y antiguas norias en el río. Junto a la comercial calle Grotte, el que con razón llaman el Templo de los Libros, es probablemente la librería más impresionante del mundo. Ubicada en una iglesia de dominicos del siglo XIII, está presidida por un altar en forma de cruz, convertido ahora en café donde puedes detenerte un rato a hojear pausadamente el último libro adquirido. Un amplísimo espacio de lectura y cultura, donde las estanterías se elevan simbólicamente hasta casi la bóveda de la iglesia. Un secreto donde alojarse: el hotel Kruisheren, un monasterio del XV, convertido en hotel. Conserva su interior gótico con modernísima decoración.

Livraria Lello Irmao Porto

 Lello & Irmao, en Oporto

Entre grandes barricas de vino, puentes tendidos sobre el río, y colinas que modelan caprichosamente arriba y abajo la ciudad, se esconde una librería especial, no es tan impresionante como las anteriores, pero tiene mucho más encanto, es más cálida, singular y acogedora. Una joya de diseño neo gótico con algún guiño al art nouveau; estanterías, vidrieras y escaleras únicas que se retuercen en originales formas, un estilo y un ritmo arquitectónico fuera de lo común. Rieles que atraviesan la librería y por los que corre un pequeño vagón, en la que empleados transportan libros de aquí para allá. En el piso superior, una mesa camilla, junto a la gran cristalera, donde reposar con un estupendo vino de oporto, mientras ojea un libro.

cafebreria El Péndulo México

 Cafebrería El Péndulo, en México

En medio de esta inmensa urbe, cerca del bosque de Chapultepec, en la zona residencial de Polanco, hay un oasis, un lugar lejos del ruido y del tráfico, solo para disfrutar de la lectura. El Péndulo es una de esas librerías en la que pasarías horas y horas, primero, buscando entre sus altísimas estanterías verdes, mimetizadas con el jardín y las plantas que inundan el local y después sentando en la terraza, sumergiéndose en el libro mientras el tiempo se detiene. El mejor plan es acudir en fin de semana para disfrutar de unos maravillosos desayunos musicales y volver al hotel con algún libro más bajo el brazo.

 Shakespeare & Co Books  Paris

 Shakespeare & Company, en París

A tiro de piedra de Notre Dame, junto a la orilla izquierda del Sena, en el bohemio y artístico barrio latino, compitiendo con los populares stands de libros de segunda mano y otras tiendas a lo largo de Boul Mitch, se encuentra esta librería punto de encuentro de generaciones de escritores y poetas. ¡La librería por excelencia! La que todos desearíamos tener y las estanterías que nos gustaría ver en casa, algo caótica y donde parece que no cabe un solo ejemplar más, pero rica, erudita y envidiable. Incluso hay una serie de camas, para que todo aquel que quiera dormir entre libros pueda hacerlo.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.