“Crecer en altura y no a las afueras”, es la atractiva propuesta urbanística de La Casa por el Tejado.

Siempre nos han dicho que no es aconsejable empezar la casa por el tejado, pero es precisamente, a partir del tejado, donde se generan los proyectos de una empresa de catalana que ésta revolucionando el mundo de la construcción tradicional.

 

LCT-Aragon359-06 Yanina Mazzei

A partir de la idea de ciudad como un ente vivo que progresa y se reinventa, la Casa por el Tejado construye áticos a medida sobre edificios antiguos en centros urbanos en 4 meses, con respecto a los 18 que se emplean en las obras habituales.

El proyecto nace —explica Joan Artés, arquitecto y fundador de la empresa—de la observación de nuestras ciudades y de la reflexión sobre el modelo urbanístico más adecuado para desarrollarlas de forma sostenible.”

Joan Artes Foto_Ariel Bercovich

Así, en la Casa por el Tejado apuestan por la rehabilitación de los edificios antiguos mejorando su eficiencia energética para la construcción de nuevos áticos y apartamentos. Se trata de incrementar la oferta de viviendas de calidad aprovechando las infraestructuras y los servicios existentes, en lugar de invertir en la urbanización y acondicionamiento de nuevos barrios extraurbanos.

ANTES_LCT_Letamendi29_fachada_anterior

Primero, se localizan edificios que cumplen los requisitos arquitectónicos y legales para la ampliación vertical. Después, se contacta a los propietarios con una oferta de compra del derecho de vuelo (construcción vertical) que contempla dos maneras de retribución. El dinero de la venta que se reparte proporcionalmente entre los vecinos y la rehabilitación de las zonas comunes (fachada, vestíbulo, escaleras y patios) que corre por cuenta de la empresa.

LCT-Aragon359-alzado01

Una vez aprobada la instalación, se inician las obras con el vaciado de la cubierta antigua, mientras en taller se inicia la construcción de los módulos que componen el ático (cocina, baños, puertas y ventanas). Las nuevas estructuras en acero y madera —más ligeras que el hormigón y los ladrillos tradicionales—, no ponen en riesgo la estructura del edificio. Por lo tanto, no es necesario alterar los cimientos porque el peso añadido es siempre inferior al eliminado. Las nuevas plantas pesan aproximadamente 300 kg/m2, mientras que los elementos retirados oscilan entre los 900 y 1.000 kg/m2.

LCT_Letamendi29-13

Lo más sorprendente es la rapidez y calidad del proceso, en tan solo 4 meses la azotea y el ático están preparados. Unos tráileres enormes trasladan los módulos al edificio y una grúa de brazo de gran tonelaje los eleva y acopla en aproximadamente 12 horas. En las semanas posteriores se ultiman los últimos acabados: pavimentos, pinturas y cubiertas ajardinadas.

DESPUES_LCT_Letamendi29_fachada_actual

El resultado final es un ático con grandes ventanales, luz natural, elevada eficiencia energética y ¡esplendidas vistas! Además, después de completada la intervención, el inmueble y los pisos se revalorizan entre un 10% y 15% en el mercado.

La mayoría de los proyectos se encuentran en el barrio del Eixample de Barcelona, pero también en Madrid, San Sebastián y Pamplona. En la actualidad, cuentan con 6 fincas en proceso de finalización, y se estima que ejecutarán 14 nuevos proyectos, con un total de 54 viviendas nuevas, a lo largo de este año.

Un proyecto urbanístico novedoso de viviendas ligeras con un impacto ambiental mínimo y respetuoso con el entorno. Además, las viviendas son rentables, mejoran la calidad de vida de los vecinos y embellecen el skyline de nuestras ciudades.

Sin duda, todo un acierto.

Más información: www.lacasaporeltejado.eu

 

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.