No falta mucho para que comiencen los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro. Con esta excusa visitamos uno de los hoteles más emblemáticos de la universal Río, la ciudad en la que el gran Cristo del Corcovado, acoge entre sus brazos la Cidade maravilhosa. El verde de Tijuca, el bosque urbano más grande del mundo, contrasta con el azul de la bahía y los picos de granito  se erigen como impresionantes farallones y parapetos, desafiando al mismo Niemeyer.

El tranvía sube hasta la colina del viejo barrio bohemio de Santa Teresa. Pasear por sus calles estrechas, dejarse sorprender por las fabulosas mansiones del barrio. Dese un descanso en el Bar do Serginho. Curiosee en las interesantes tiendas de artesanía de Rua do Almirante Alexandrino. Por su tranquilidad, lejos del bullicio del resto de la ciudad, muchos artistas e intelectuales se asentaron en este barrio.

Hotel Santa Teresa

El restaurante Tereze del hotel Santa Teresa, un Relais & Chateaux, levantado en una antigua plantación de café, con las mejores vistas sobre uno de los barrios de la ciudad, la bahía y el puente Niteroi-Río.

Un hotel con encanto ubicado en una antigua plantación de café, con un diseño colonial y elegante. Es un hotel exclusivo, de estilo informal pero con mucha clase. Cuenta con uno de los escenarios más espectaculares e impactantes para cenar. Acuda a la puesta de sol y tome una capiroska a la sombra de las palmeras que han plantado allí arriba, mientras contempla, desde la terraza el disco rojo que se pone sobre la bahía Guanabara. Un comedor de muebles de madera reciclada, paredes blancas y amplios ventanales con vistas a las copas de los árboles y las casas coloniales ofrecen un tranquilo y pintoresco entorno para disfrutar de una cocina innovadora brasileña.

Hotel Santa Teresa

El chef, Damien Montecer, se formó en Cannes y Reims, en restaurantes de 3 estrellas Michelín. Viajó para probarse y formarse por Perú, Cuba, Costa Rica y Panamá; pero su cocina es eminentemente local, bahiana, inspirado en el Brasil de las tradiciones y los sabores. La materia prima con que realiza sus creaciones son principalmente de cercanía, la langosta local; gallina de Guinea, crecida en granjas locales; o exóticas y deliciosas frutas tropicales del Amazonas, como el ‘jambu’ o el ‘cupaçu’; y pescados, como el ‘tambaqui’, un pez parecido a la cherna. Para disfrutar, ¡el menú gastronómico en seis platos!

Hotel Santa Teresa

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.