A Fuego Negro, un bar con fuerte personalidad, ritmo, alma y pintxos reinventados. No es casualidad que un puñado de nuestros bares favoritos de toda España se encuentren en lo viejo de la capital gastronómica del mundo: San Sebastián. Porque no es sólo por la propuesta casi infinita de sus pintxos,, ni siquiera por la innegable calidad de primera de sus productos, ni solamente por su ambiente; si no que, por todas esas cosas y porque constituyen una forma de probar bocados de la mejor cocina posible pero de un modo muy diferente al de un restaurante clásico, lo viejo es tal vez, nuestro sitio favorito para ir de bares.

En la mítica calle 31 de agosto se encuentra otro de nuestros bares favoritos, A Fuego Negro, que es probablemente el bar con más personalidad de toda la ciudad y por tanto de todos aquellos que integran nuestra lista de favoritos. Además de la indudable calidad de sus pintxos, es un bar con ritmo y con auténtica alma. Es un bar al que no solo se viene a tomar pinchos, si no también a escuchar música, a ver y a divertirse, a comer y a beber. Es un local que rompe los usos y costumbres del resto por su ambiente moderno que le hace conceptualmente diferente y único.

A Fuego Negro

A Fuego Negro

Una carta rompedora servida en un local diferente, lleno de música y de vida, le convierten definitivamente en algo más que un local de pinchos. De hecho, ellos se definen como un garito, algo que implica una cierta carga de diversión y contracultura implícito. Es cierto que el haber tratado de imponer ese punto de pequeña transgresión, le convierten en un lugar algo iconoclasta y rompedor, pero divertido y diferente, que su cocina, un punto sofisticada, eleva de categoría.

A Fuego Negro

A Fuego Negro

Una propuesta que, como en los mejores locales de pinchos de Donosti ofrecen alta cocina en pequeños bocados. Una carta con platos que pretenden sorprender y crear asombro en el comensal, tanto en su presentación, trucos y trampantojos; como en el resultado en boca. El formato es el de un pincho reinventado conceptualmente. Se trabaja en formatos originales, vasos, ensaladas, cosas para picar y en tres versiones: pinchos para escoger de la carta como en cualquier otro sitio, la posibilidad de probar un menú degustación, de 35 €, o un recorrido más profundo y amplio con un menú super degustación, por 50 €.

A Fuego Negro

A Fuego Negro

Aceitunas gordales rellenas de vermut, anchoas, bonito y salmón de picoteo. Delicioso el pajarito frito con zanahoria y cebolleta. Unos sorprendentes ñoquis de algas y karrakelas a la carbonara de potente sabor a mar. Una suculenta hamburguesa, makobe con chips; excelente y jugosa carne de Kobe; un taco de txitxarro con refrito, o una reinterpretación de un plato de caza, jabalima-limón, en el que lo cítricos juegan con la carne tersa y sabrosa del jabalí. Una buena bodega con grandes vinos de etiquetas clásicas, de nombres reconocibles y consolidados, y para los más atrevidos, vinos que podríamos denominar de autor, más personales y divertidos.
A Fuego Negro. Calle 31 de Agosto, 31. San Sebastián. Tlf: 650 13 53 73.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.