Si los pinchos se asocian a la ciudad de San Sebastián, sin duda, Sevilla es cuna y lugar de tapeo y de aperitivos. Sevilla tiene su propia cultura culinaria, Sevilla no se sienta a la mesa para comer, se disfruta a pie de barra de las raciones y tapas que en los últimos años se han ido transformando para evolucionar hacia una cocina más interesante que hasta hace no mucho solo podíamos encontrar en ciudades más abiertas a nuevos conceptos culinarios.

Sevilla va dejando atrás y aceptando que hay vida más allá de las simples tapas de siempre. Gracias al impulso de unos cuantos locales, el modo de entender el tapeo está evolucionando haciéndose más sofisticado, incorporando técnicas de cocina y productos de las dos zonas que más influyen en las cartas de los restaurantes hoy en día: Asia y América.

11052017-_DSC2530

A pesar de que algo está cambiando en Sevilla, el ibérico de bellota sigue siendo el producto por excelencia, el que más se consume en los bares de la ciudad. El mejor jamón del mundo, el que se cría en Jabugo, en plena Sierra de Aracena, en Huelva;en un paisaje sorprendente de amplias dehesas, de pastos verdes, de esbeltos alcornoques y duras encinas; bajo las que husmean y comen pequeñas piaras de cerdo ibérico de morro largo y pata fina. El mejor jamón del mundo es el que se cura en frías y ventiladas bodegas durante al menos un par de años para sus mejores productos.

El Guadalquivir divide Sevilla en dos mitades. La que se acuesta de ‘madrugá’ al son de cajones y palmas de flamenco en la animada Triana y la Sevilla que amanece bajo la Giralda de su imponente catedral y vive en la intrincada judería de Santa Cruz. Muy cerca, todavía bajo la sombra que proyecta el sol sobre la Giralda, se unen el mejor jamón del mundo y uno de los locales que están haciendo bandera apostando por la evolución de la propuesta de la cocina de tapas y raciones de la ciudad, logrando que la gente se sienta a comer: Cinco Jotas.

PLUMA IBERICA CINCO JOTAS

Cinco Jotas no es solo un sinónimo o el genérico que se utiliza para referirse al mejor jamón del mundo, sino que es también el local en el que poder disfrutar del más puro ibérico de bellota reserva, auténtico pata negra. Tras cuarenta años, Cinco Jotas transforma su local con un imponente tragaluz formado por la doble altura del techo para iluminar con luz natural la llamativa barra central que rivaliza con la singular terraza rodeada de naranjos para atraer la atención de locales y visitantes que acuden a probar el mejor pata negra.

_DSC5512 copia (1)

Cinco Jotas como uno de los principales impulsores del nuevo concepto de tapas y raciones más evolucionadas e interesantes para el comensal; propone sentarse a la mesa, no solo a probar algunas de las especialidades que deben de permanecer para siempre en la carta como su sedoso y excelente salmorejo, o los tradicionales huevos con patatas fritas y jamón; sino a disfrutar de los nuevos platos que han incorporado como un impecable y tierno solomillo ibérico al Pedro Ximénez, el secreto cocinado a baja temperatura o unos sorprendentes tacos de presa con verduras y torta del Casar.

Cinco Jotas,  Calle Arfe 3, Sevilla

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.