Camas de todos los tamaños, comederos, transportines, correas reflectantes, cojines, mantas, complementos adaptables, juguetes y todo lo que puedas imaginar para satisfacer las necesidades de tus mascotas lo encontrarás a partir de ahora en Ikea.

Bajo el nombre de Lurvig, “peludo” en sueco,  el conocido emporio de mobiliario low cost ha lanzado al mercado su primera línea de muebles y accesorios exclusivamente para perros y gatos.

Inma Bermúdez, única diseñadora española que trabaja para Ikea y creadora de la serie de baños Lillangen más vendida de la marca, ha sido la responsable de dar estilo y forma a esta única y novedosa línea de mobiliario. La ingeniosa creadora —por algo los suecos la llaman “Inma Smart”— ha contado también con el asesoramiento profesional de varios veterinarios para ser consciente de los comportamientos y necesidades específicas de nuestros felinos y canes, y garantizar la seguridad de todos los productos.

PH147911

Como es habitual en la firma sueca, funcionalidad, sencillez y resistencia han sido claves a la hora de concebir Lurvig. La mayoría de los productos se pliegan fácilmente para no ocupar espacio, y hay complementos que se adaptan perfectamente a otros muebles clásicos de Ikea, formando parte del mobiliario. Por ejemplo, las cajas cojín, confortables espacios de tela diseñados para dormir, que se integran en el hueco de la librería Kallax sin necesidad de comprar una estructura nueva. O la esterilla de rascar con correas que podemos adaptar a la pata de la mesa y que se transforma rápidamente en un árbol para el disfrute de nuestros gatos.

PH147900

Además, como no podía ser de otro modo en Ikea, con unos precios realmente asequibles que van  desde los 5, 50 € de platos para comer con piso antideslizante a  los 45 €  de las camas grandes para perros o gatos, 30 € las pequeñas, con la ventaja añadida que se limpian solo con la aspiradora, sin necesidad de lavar, secar o planchar, ¿alguien da más?

PH147905

De las 62 piezas que forman la colección, el orgullo de Inma Bermúdez es un cojín que puede rellenarse con viejas ropas, mantas o toallas, “para que la mascota disfrute de un lugar confortable para dormir, mientras se siente acompañada de un olor familiar”.

La serie Lurvig se vende solo en la tiendas de Estados Unidos, Canadá y Francia actualmente, pero está previsto que llegue a todas las tiendas en Europa a partir de la primavera de este año. Y para los que no quieran esperar, se puede adquirir también en la tienda online: www.ikea.com.

Sin duda alguna, una solución ideal para mejorar nuestra vida en común, dentro y fuera de casa, con esos miembros tan especiales de la familia que tantas alegrías nos dan, pero que tan poco nos piden a cambio.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.