Ibiza ha sido desde siempre uno de los tres destinos más sugerentes y exóticos en el mundo junto con Mykonos en Grecia y Goa en la India, forman  una trilogía de sitios emblemáticos que denotan una forma de vivir y de ser. Todos ellos evocan y sugieren: libertad, relajación y cierto sentido hedonista de la vida. Hoy siguen compitiendo en belleza y atrayendo otro tipo de personas entre los que no faltan estrellas de cine, futbolistas y ‘celebrities’ en general, que pueblan las hamacas de las calas más exclusivas y de los hoteles más cotizados inalcanzables para el común de los mortales.

Ibiza es un paisaje de postal, de pinares verdes que se asoman hasta los acantilados para contrastar sus colores con el verde cristalino de un mar que entra en las calas que jalonan la isla. Si llega hasta Cala Llonga y encuentra un camino sin asfaltar a la derecha, no se arredre y continúe hasta llegar a una de las vistas más espectaculares de las que pueda disfrutar. En Sol Den Serra se encuentra una de las imágenes de postal más impactantes de Ibiza y por tanto uno de los mejores recuerdos que llevarse de la isla,  el Amante Beach Club, un enclave que. guarda un equilibrio perfecto entre los acantilados y el mar. Es una singular terraza suspendida sobre el agua, que conquista la mirada que se clava en el paisaje y cuesta recuperar.

Full Moon at Amante photograph by Nic Click

Full Moon at Amante photograph by Nic Click

Amantes refleja de algún modo la personalidad de la isla, belleza y atracción a partes iguales, ambiente exclusivo, pero desenfadado, puestas de sol y cócteles; es el nexo entre el mar, los acantilados y el pinar. Cuenta con un pequeño embarcadero que atrae yates y gente pudiente que acuden a disfrutar de su gastronomía, una cocina mediterránea y creativa que le ha valido varios años la distinción como mejor restaurante de playa. Como comentábamos hace unos días, muchas veces no es solo la cocina (que en este caso acompaña) sino que el entorno puede elevar la experiencia a cotas superiores. Platos de nuestro recetario y de la gastronomía italiana,  carnes y pescados hechos con la riqueza de matices que dan las brasas de los hornos  Josper.

Amante

Una cocina fresca de ensaladas como la de un desconocido tomate local ibicenco pero sabroso y burrata; espárragos trigueros a la brasa con caramelo de Módena. Milhojas de berenjena, gazpachos y tartar de salmón con aguacate,  la inevitable quínoa, producto indispensable en una  cocina que presuma de sana, concepto omnipresente en Ibiza, y que aquí preparan en ensalada con verduras orgánicas. Ricas y pequeñas croquetas de marisco. Arroces al carbón muy bien hechos, el grano en su punto y de los que sobresalen dos: uno negro con sepia y otro cremoso con bogavante, esplendido.  Entre los platos principales un fabuloso pollo a la brasa marinado en hierbas, en el que el efecto del horno josper, cimenta los sabores y acrecienta la intensidad de los ahumados. Muy bueno el entrecote servido con la intensidad medida de tres salsas de mostazas.

 

Y para prolongar la tertulia que nos permita llegar a disfrutar de sus magníficas puestas de sol, nada como un gin tonic de Gin Mare, la que dicen es la ginebra del Mediterráneo, fresca, alegre y servida como mandan los cánones, con mucho hielo, una ramita de romero y una hoja de albahaca.

Amantes. Sol Den Serra, Near Cala Llonga Calle Afueras SN, Santa Eularia Des Riu Eivissa

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.