Conocí a Lucas Rudi hace muchos años, cuando tras haberse formado en dos o tres cocinas de restaurantes de cierto nivel comenzaba su primera aventura en solitario (con un socio) abriendo su primer restaurante. Abrió Edulis tímidamente como se deben hacer las cosas al principio, en un local pequeño, diminuto, de apenas tres o cuatro mesas y donde ya lograba sorprender con una cocina muy cuidada.

Desde este pequeño local situado muy cerca del Mercado de Chamartín, decidió ampliar el negocio trasladándose a un local con más pretensiones y más hechuras, en la zona más noble del Barrio de Salamanca, al lado del Retiro para seguir creciendo como cocinero.

Dabbawala-Fotografia Gastronomica

Como muchos otros cocineros supongo que no pudo evitar su paso por el televisivo concurso de Top Chef, donde a costa de granjearse algo de fama sufren y sudan intentando resolver situaciones que no se dan en un restaurante normal. Supongo que algo tendrá la tv cuando cocineros con cierto recorrido se lían en shows como este. Otra cosa es lo que ha podido suponer para otros cocineros como Javi Estévez aunque realmente lo que le ha dado fama es su buen hacer en su sorprendente Tasquería.

Dabbawala

Más allá de las cámaras, su local en la calle Españoleto, es uno de los de decoración más cálida y acogedora. En su comedor las mesas se sitúan a una gran distancia unas de otras, algo que se agradece porque preserva la intimidad de las conversaciones.

Dabbawala fue inaugurado hace ya seis años por el propio Luca y su amigo de la infancia Pablo Tamargo, que es el sumiller del restaurante. Dabbawala hace referencia a una extraña profesión que solo se da en India y cuyo oficio consiste en llevar la tartera desde casa a los oficinistas.

Dabbawala

Tras haber probado varias fórmulas, creemos que ha dado con una que no solo es muy interesante porque permite hacer un pequeño recorrido por la cocina de Luca, sino que además garantiza la mejor cocina de mercado. Un menú de cinco pasos y por sólo 35€ que logra un notable rotundo en cada una de sus versiones diarias.

La cocina de Luca sigue siendo una cocina muy correcta, atractiva a la vista y de sabores muy bien construidos. Platos tan sugerentes y deliciosos como unas alcachofas con erizo y nabo ibérico o un jurel en salmuera, encurtidos, pomelo y eneldo. Muy lograda su ensaladilla de cangrejos de río.  Un magnifico plato de mar y montaña carabinero, manitas de cerdo y tocino de bellota. O una merluza con ragú de mejillones y chantarelas. Un lomo de venado muy bueno con calabaza, coliflor y sésamo; o una presa ibérica, con quinoa y salsa española. A los postres por ejemplo un bizcocho de zanahoria y chocolate blanco.

Dabbawala

Y es que Luca y su cocina se siguen retroalimentando con grandes dosis de creatividad, el verdadero motor y razón de ser de Luca tras los fogones. Crear, probar y probar en busca de nuevos sabores, que le llevan en ocasiones a crear incluso nuevas concepciones de platos como su versión transversal del gazpacho por comunidades, en el que a partir de los ingredientes básicos de este plato lo versiona según las características gastronómicas de cada región.

¡Larga vida a Luca!

Dabbawala Españoleto 10, Madrid

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.