Alguien la describió como la hija ilegitima de Ámsterdam y Berlín; porque cautiva y engancha porque es desenfadada, sabe provocar, se mantiene en vanguardia, es ‘cultureta’, y un punto transgresora. Es creativa y animada, es… diferente a lo que se espera encontrar cuando uno sale de la estación Central y asombrado descubre una arquitectura deslumbrante y emblemática. Iconos como las casas cubo de Blom, el puente Erasmus de van Berkel, el complejo de viviendas diseñado por Weeber, el red Apple o el más reciente De Rotterdam que trasforma la fisonomía del puerto firmado Rem Koolhaas, soberbio premio Pritzker, que se une a Foster, Siza, Renzo Piano o Mecano entre otros.

Un ejército de locos arquitectos armados de diseño que supieron hacer virtud del desastre causado por la Luftwaffe, creando una ciudad nueva. El esbelto puente Erasmus, conocido como el cisne o el Willemsbrug, de enormes arcos rojos; unen una ciudad dividida por el río en dos: Galerías, centros comerciales y parques al norte; viejos almacenes reconvertidos en hoteles y bares, en la zona portuaria en la margen sur.

08:30 Acérquese a la iglesia Laurenskerk, única huella de un pasado medieval. Tome un café, después acuda a los oficios, escuche un concierto, recorra su museo, o suba sus 300 escalones para contemplar el viejo campanario y el centro de la ciudad.

Barbería New York

10:00  Recorra el área de Oude Haven, el viejo puerto, corazón y motor de Rotterdam; que despidió durante décadas a aquellos de sus hijos no supo retener porque soñaban con una vida mejor en América. Pasee por el río en sus encantadores taxi-barquitos de madera.

11:30 En el muelle Wilhelmina, el hotel Nueva York, un histórico y legendario hotel, antigua oficina de la Holland American Line, desde donde partían los emigrantes a Nueva York  Dese un capricho y disfrute, en la planta baja, de la considerada mejor barbería del mundo.

12:30 Cerca de la estación Blaak y detrás de la iglesia, visite el mercado de Rotterdam, un sitio para perderse entre frutas, verduras, flores y antigüedades. En Meent, cada martes y sábado un gran mercado al aire libre. Da una vuelta por el parque sin nombre, Het Park (el parque).

Hotel New York

13:30 Para comer rápido, Bagel Bakery, ricos bagels rellenos de casi todo y una inmejorable tarta de manzana. Si prefiere disfrutar de la gastronomía de forma más pausada, acérquese al restaurante Las Palmas del televisivo chef, Herman den Blijker. Un menú de 3 platos por 22€.

15:00 Visite el museo Boijmans un recorrido por el arte, desde Rembrandt a las últimas tendencias. El formidable centro cultural Las Palmas, antiguos almacenes salvados de su demolición por la apuesta de los arquitectos Benthem Crouwel. En su interior, el Fotomuseum uno de los mejores museos de fotografía. Impactante también la fachada roja del Teatro Luxor.

17:00 Vuelva al hotel Nueva York, para darse un respiro, descanse mientras toma un café y una estupenda tarta de manzana bajo sus enormes arañas de cristal.

18:00 No se pierda el sorprendente y alucinante arte grafiti en la avenida de Withstraat. Si se fija, verá adhesivos de corazones rojos por toda la ciudad, supongo que un intento de algún vecino por una vida más amable ¡Funciona!

21:00 Cena en su restaurante un delicioso pescado y mejor marisco. Prueba sus riquísimas croquetas de gambas. Una carta que ofrece sabores del mundo

22:00 En verano se celebra uno de los mejores festivales de jazz; si va en otra época, acude al Bird Jazz Café, muy buena música en directo.

23:00 Para dormir: El moderno y lujoso Mainport, a orillas del río. Preciosas vistas y un apetecible Hamman. Más económico, Wake Up In It, un nuevo concepto de B&B en casa o en el estudio de algún artista local, una oportunidad única de descubrir la ciudad desde unos ojos y perspectiva diferentes.

Sobre El Autor

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.