En 2016 se cumplen 50 años desde aquel verano en el que el director de cine Sergio Leone llegó a Burgos para rodar algunas escenas de El bueno, el feo y el malo. Cuatro fueron los escenarios de la provincia, en el Valle del Arlanza, ocupados por el equipo de rodaje para filmar las escenas de la famosa película.

 

Burgos

En una colina de la población de Corazo se ubicó el campamento de Betervill, el campo de concentración donde son conducidos los personajes interpretados por Eastwood y Wallach. Es al interior de la Misión de San Antonio donde llegan el “feo” y el “bueno” para que curen a este las heridas, aunque es en realidad el Monasterio de San Pedro de Arlanza. El río Arlanza se convirtió para la película en Río Grande y para ello tuvieron que construir un puente de más de 150 metros que separaba las trincheras.

 

Burgos, Sadhill

Burgos, Sad Hill

 

El célebre cementerio de Sad Hill donde los tres protagonistas se disputan el botín de 200 mil dólares es en realidad el término de Silos y para ello se dispusieron más de 4000 tumbas. Desde 2014, la Asociación Cultural Sad Hill de Burgos se encarga de impulsar acciones que fomenten la restauración y reivindicación de los escenarios burgaleses de la película, además de programar actividades para celebrar su aniversario.

 

Burgos, Sad Hill

Una de ellas es la recuperación del cementerio que el paso del tiempo ha borrado su rastro. Jornadas de voluntariado ponen en marcha a su vez el programa “Apadrina tu tumba” para recaudar fondos que cubran los gastos. Pero el fondo de esta asociación es convertir todo ello en un itinerario turístico de calidad, un producto relativo al cine y dotado de contenido. En la actualidad, la zona es visitada por mitómanos, estudiosos y viajeros curiosos.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.