A finales de los años 40, el arquitecto suizo Charles-Édouard Jeanneret-Gris, más conocido como Le Corbusier, recibió el encargo de diseñar la casa-consultorio del famoso doctor argentino, Curutchet. Finalizada su construcción en 1955, la casa que cumple los requisitos de Le Corbusier (planta libre, terraza jardín, ventanas horizontales y fachada libre) se convirtió en emblema de la ciudad.

Situado en la avenida 53, N° 320, entre 1 y 2, frente a la Plaza Rivadavia y a pocos metros del gran bosque de la ciudad de La Plata, fue declarado Monumento Histórico Nacional y de interés provincial y turístico en 1987. En la actualidad, la Casa del famoso árbol que crece desde la planta baja hasta el jardín, está alquilada a los herederos del cirujano Pedro Curutchet por el Colegio de Arquitectos de la Provincia de Buenos Aires (CAPBA).

Casa Curutchet

Casa Curutchet

Fue el pasado 17 de julio cuando la UNESCO decidió añadir el edificio al listado del Patrimonio de Argentina que lo suma a parques Ischigualasto y Talampaya, la Cueva de las Manos del Alto Río Pinturas, la Manzana y Estancias Jesuíticas, las Misiones Jesuíticas-Guaraníes, el Parque Nacional Iguazú, el Parque Nacional Los Glaciares, la Península Valdés, Qhapaq Ñan, la Quebrada de Humahuaca, el Tango y el Filete Porteño.

En palabras de Joaquín López, el responsable de las visitas guiadas: “Es la primera y única casa de Le Corbusier en todo el continente. Esto le da un valor muy importante regional. Todos los días vienen turistas de distintas partes del mundo. Además, muy rica de analizar para el que estudia arquitectura. La Casa está abierta de martes a viernes de 10 a 17 y sábados y domingos de 13 a 17”.

 

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.